Derecho a la Lactancia

Las mejores condiciones y apoyos necesarios para amamantar deberían ser accesibles para todas las mujeres, independientemente de si algunas de ellas, a pesar de tener la información clara y suficiente de los beneficios que tiene la lactancia para ella y para su bebé, decide no hacerlo.

La decisión de una madre de no amamantar a su bebé no debería ser resultado de la falta de información adecuada, o porque en el hospital la separaron de su bebé, o porque tuvo que dejarlo para regresar pronto al trabajo, o porque recibió una publicidad engañosa, o por un mal consejo médico, o por cualquier otra circunstancia que no sea la desición libre e informada de no hacerlo.

Amamantar es un derecho colectivo de la madre y de su bebé. Un derecho que ninguno de los dos puede ejercer por separado. Un derecho que está íntimamente vinculado con sorprendentes y numerosas ventajas para la madre, para el bebé, para la sociedad y para el planeta. Un derecho estrechamente ligado a muchos otros: a una vida saludable, a una alimentación adecuada, a un ambiente seguro, entre muchos otros.

El Estado tiene la obligación de crear las condiciones para que todas las mujeres y sus bebés puedan ejercer plenamente el derecho a amamantar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s