Nestlé: para el arroz con leche, sí; para la nutrición infantil, no

Código Internacional para la Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, salud pública

por @yatzirizepeda

“Las prácticas de mercadotecnia que socavan la lactancia materna son potencialmente peligrosas en cualquier lugar que se lleven a cabo: en los países en vías de desarrollo, la OMS estima que aproximadamente 1.5 millones de niños mueren cada año porque no son amamantados. Estos hechos no están en disputa” Comunicado de Prensa UNICEF, 14 de enero 1997.

La primera vez que escuché algo sobre el impacto negativo que las prácticas de comercialización de Nestlé tienen en la salud infantil fue en 2005 en la universidad de Reino Unido en donde hacía mi maestría. En el patio central de la universidad colgaba una manta con el diseño de un chocolate Nestlé Kit-Kat pero cuya leyenda era Nestlé “Killer” (asesino en inglés). El consejo estudiantil de la universidad llamaba a un boicot en contra de la corporación en respuesta a sus políticas de promoción de fórmula láctea en los países menos desarrollados y el riesgo asociado de enfermedad y muerte infantil a causa de las pobres condiciones de higiene prevalecientes en estos lugares.

Los reclamos a Nestlé no son nuevos. Ya en 1973 la revista New Internationalist y un cuadernillo titulado The Baby Killer (El Asesino de Bebés) denunciaban las estrategias de mercadotecnia de Nestlé. En aquel entonces, la corporación demandó al editor del cuadernillo, quien perdió la demanda pero pagó una cantidad más bien simbólica. Lo importante de esto es que, desde entonces, un juez determinó que Nestlé debía “modificar sus métodos publicitarios de manera radical”.

Conscientes del perjuicio a la lactancia materna y a la salud que generan las prácticas de comercialización agresivas por parte de los productores y comercializadores de fórmulas lácteas, alimentos complementarios para bebés, biberones y chupones, en 1981, la Organización Mundial de la Salud, con el apoyo de una abrumadora mayoría de los países, incluido México, adoptó el Código Internacional para la Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna.

El Código prohíbe cualquier forma de promoción de las fórmulas lácteas y alimentos complementarios para niños menores de seis meses, los biberones y los chupones –leyó usted bien, está tan prohibido publicitar fórmulas lácteas como cigarros. Además, el código establece que ni los establecimientos sanitarios ni los profesionales de la salud deben fomentar el uso de fórmulas, y que no se deben suministrar muestras gratis de esos productos a las mujeres embarazadas, a las nuevas madres y a las familias.

Además de esto, el Código y sus posteriores resoluciones indican claramente que es necesario “asegurar que el apoyo financiero y otros incentivos a programas y a profesionales de la salud que trabajen en temas de salud de infantes y niños pequeños no creen conflictos de interés”. Ya se imaginarán cómo se nos salen los ojos cuando leemos que Nestlé se jacta, orgullosamente, de haber capacitado a 22,000 profesionales de la salud en México con en el curso “Apoyo Avanzado a la Lactancia Materna”, con el apoyo APROLAM (Asociación Prolactancia Materna) desde el 2007. ¿Quién podría dudar que su deseo genuino es que la lactancia materna se recupere aunque esto signifique una disminución considerable en sus utilidades? La alimentación de millones de niños no es mal negocio.

Es evidente que en México, tanto Nestlé como los centros de salud y otros actores importantes violan sistemáticamente el Código. A continuación, presentamos una recopilación de casos documentados de violaciones –explícita o implícitamente- por parte de Nestlé que han sido registradas por el Dr. Marcos Arana, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, miembro de International Baby Food Action Network y socio fundador de Proyecto AliMente:

Captura de pantalla 2015-06-25 a la(s) 02.02.39Nestlé ha colocado anaqueles de exhibición en tiendas de autoservicio en donde promociona NAN3, fórmula de seguimiento para niños mayores de 6 meses no incluída en el Código –y, por cierto, innecesaria en la adecuada alimentación infantil-, mediante declaraciones sobre su “valor nutricional”. Como podemos ver, en los tres anaqueles se colocan y exhiben para su venta las fórmulas NAN1 y NAN2, aquellas que sí están reguladas por el código. Al promocionar de esta manera el producto de etapa 3 hay una clara intención de promocionar implícitamente las fórmulas de inicio para menores de 6 meses.

Esta práctica evidencia una clara intención de eludir las disposiciones del Código Internacional sobre la Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna.

Captura de pantalla 2015-06-25 a la(s) 01.57.03Nestlé sacó a la venta la fórmula láctea NIDAL que se expende en sobres de papel no aluminizado, en presentaciones de 135 gramos y con un precio al público entre 22 y 23.50 pesos. El sobre no puede cerrarse herméticamente una vez abierto, lo que posibilita la contaminación del contenido.

Ubicada junto a las demás fórmulas, NIDAL está claramente dirigido a una población de menores recursos, que no puede pagar el costo de otras fórmulas de inicio, cuyo precio oscila entre 90 y 140 pesos. A pesar de que esta no es una fórmula adecuada para recién nacidos, se promueve abiertamente para lactantes de 0-12 meses, violando el Código.

Resulta una contradicción de la misma publicidad de Nestlé que promueva fórmulas especiales para distintas edades del menor, argumentando las “necesidades específicas de los menores en cada etapa del crecimiento”, y comercialice NIDAL recomendándola para el periodo de 0 a 12 meses, con una composición que se asemeja a la de la leche NIDO.

Captura de pantalla 2015-06-25 a la(s) 01.58.09

Con la participación de más de cinco mil quinientos nutriólogos y médicos, los días 17 y 18 de agosto de 2014, Nestlé llevó a cabo su Tercer Congreso Nestlé, Temas Selectos en Nutrición Pediátrica, que incluyó una distribución de regalos y muestras de sus productos a todos los participantes.

Este evento coloca a las autoridades sanitarias del país en un claro conflicto de interés, como es el caso del Director General del Instituto Nacional de Pediatría, quien inauguró el evento.

Captura de pantalla 2015-06-25 a la(s) 01.59.00

Durante el congreso de Nestlé se distribuyó este folleto, el cual no contiene información científica como indica el inciso 7.2 del Código. El carácter de este folleto es estrictamente promocional y envía un mensaje peligroso en detrimento a la lactancia materna vinculándola con una mayor imposibilidad de descansar durante la noche, lo cual es simplemente falso.

Captura de pantalla 2015-06-25 a la(s) 01.59.31Los productos Gerber, también de Nestlé, son promovidos de manera engañosa para eludir las disposiciones del Código. Los productos etapa 6 son recomendados para niños con una edad de 6 meses en adelante. Los productos etapa 1 no señalan ninguna edad, sin embargo, la leyenda etapa 1 es lógicamente interpretada como correspondiente a un producto recomendado a partir de 1 mes o antes de los seis meses, contravieniendo la recomendación de amamantar exclusivamente durante los primeros seis meses.

Quisiera terminar este artículo diciendo que, en realidad, no tengo nada en contra Nestlé y que, de hecho, me encanta el arroz con leche que prepara mi mamá con la lechera. Sin embargo, considero que son en temas de arroz con leche y flanes en los que Nestlé se debe enfocar y dejar a organismos por el interés público (no privado) a cargo de los asuntos de nutrición infantil.

Bono para el mal sabor de boca: La receta de arroz con leche: 1 taza de arroz, 3 litros de leche entera, 2 latas de leche condensada, 1 raja de canela, canela en polvo y pasitas. Enjuague el arroz y póngalo a hervir con un litro de leche y la raja de canela; cuando este se consuma, agregue 2 litros más; cuando estos se consuman, agregue las 2 latas de leche condensada. Deje enfriar y sirva con pasitas y canela en polvo.

One thought on “Nestlé: para el arroz con leche, sí; para la nutrición infantil, no

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s