Regulación de violencia obstétrica: buenas noticias para la lactancia materna y la alimentación en México

salud pública

por @yatzirizepeda “…no me dejaron tenerla conmigo la primer hora, solo me la enseñaron, me dejaron darle un beso y se la llevaron. Les dije que quería amamantarla de inmediato y me dijeron que no, que tenía que descansar y que se me tenia que pasar la anestecia, luego, para colmo, le dieron fórmula y, todavía mas grave, cada que yo quería ir a intentar amamantarla tenia que hablar primero para apartar cita y las enfermeras me ponian la hora a la que supuestamente le tocaba comer. Obvio, cuando iba, mi bebé dormidísima ni me pelaba por tanta formula que le habían dado…” -Claudia S.

Como sucede a tantas y tantas mujeres mexicanas, en hospitales públicos o privados, en este caso, el personal de salud del Hospital Lomas de San Luis Potosí violentó obstétricamente a Claudia. Afortunadamente, el concepto de violencia obstétrica ha sido introducido  recientemente en la legislación mexicana y, a partir de ahora, todas tendremos una herramienta más para defendernos  de este tipo de abusos y eliminar una de tantas barreras para ejercer nuestro derecho de amamantar.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que las madres comiencen a amamantar a sus bebés dentro de la primera hora de nacidos, que los bebés tengan contacto piel a piel inmediatamente después del parto, por lo menos una hora, y que sean las madres las que reconozcan el momento en el que su bebé está listo para amamantar(1).

La evidencia muestra que la cesárea constituye una barrera para la iniciación temprana de la lactancia materna dentro de la primera hora de vida. Desafortunadamente, los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 indican un incremento del 50% en el número de cesáreas practicadas en México de 2000 a 2012. En 2000, el 30% de los bebés llegó al mundo por cesárea; para el 2012 este porcentaje se incrementó a 45% -cuando la OMS recomienda una tasa no mayor al 16%. Esto nos preocupa enormemente porque amamantar al bebé dentro de la primera hora de nacido tiene los siguientes beneficios:

  • Da confianza a la madre sobre su capacidad de amamantar
  • El bebé empieza a recibir los beneficios inmunológicos del calostro (la primara leche materna, la cual lo protege de infecciones y enfermedades)
  • Se estimula la digestión del bebé
  • Se pueden prevenir las dificultades de succión si el bebé es alimentado adecuadamente en esta etapa
  • Se mejora el vínculo entre la madre y el bebé (2)

breastcrawl-scientific

Ante estas altísimas tasas de cesáreas, no nos sorprende que casi 2/3 partes de los recién nacidos mexicanos no reciban el beneficio de amamantar dentro de su primera hora de nacidos. De hecho, la norma son esas  historias de terror como la de Claudia donde la madre vio por primera vez a su bebé después de 4 o 12 horas o más.

Las buenas noticias es que este tipo de prácticas serán consideradas, desde ahora, como violencia obstétrica ya que el pasado 16 de abril la Comisión de Igualdad y Género de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen que modifica el artículo 11 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (3).

Se considerará que una mujer ha sufrido violencia obstétrica cuando “cualquier acción u omisión por parte del personal médico y de salud, dañe, lastime, denigre o cause la muerte a la mujer durante el embarazo, parto y puerperio. Será también violencia obstétrica la negligencia en la atención médica que se exprese en un trato deshumanizado, en un abuso de medicación y patologización de los procesos naturales, considerando como tales, la omisión de la atención oportuna, y eficaz, de las emergencias obstétricas.

Señoras y señoritas, en relación a la lactancia materna, se estará cometiendo violencia obstétrica en los siguientes casos:

  • Practicar el parto por vía de cesárea, cuando hay condiciones para llevarlo a cabo de forma natural
  • Obstaculizar sin causa médica justificada el apego precoz del niño o niña con su madre, negándole la posibilidad de cargarlo y amamantarlo inmediatamente después de nacer.

Sabemos que muchas de nuestras lectoras han sufrido algún tipo de violencia obstétrica. Ninguna mexicana en edad fértil debe volver a sufrirla. Todos y todas debemos asegurar que madres y bebés ejerzan plenamente su derecho conjunto de amamantar, si así lo desean. Compartamos esta información. Cuidémonos entre nosotras.

Fuentes: (1) http://www.who.int/elena/titles/early_breastfeeding/es/

(2) http://www.betterhealth.vic.gov.au/bhcv2/bhcarticles.nsf/pages/Breastfeeding_when_to_start?open

(3) http://www5.diputados.gob.mx/index.php/esl/Comunicacion/Boletines/2015/Abril/16/5462-Aprueba-Comision-incorporar-en-la-ley-el-concepto-de-violencia-obstetrica

3 thoughts on “Regulación de violencia obstétrica: buenas noticias para la lactancia materna y la alimentación en México

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s